30 de octubre de 2016

Cat Nails: Miau!

¡Hola a todos!

En esta ocasión os traigo el último nail art para Halloween, pero realmente es de esos diseños que se puede llevar en cualquier época del año. Se trata de un diseño de gatos en el cuál he utilizado una de las placas de estampar de la marca Hehe. ¿Queréis verlas? ;-)

En el dedo índice llevo un diseño de raspas de pescado y en el meñique las huellas del gato. ¿Os habéis dado cuenta verdad? Llevo el diseño al revés jajaja, pero es que no me di cuenta hasta que me hice las fotos. ¡Que despiste el mío!

Al final las dejé así y no volví ha estamparlas. Elegí hacerlo en tonos azules, incluyendo la estampación de los gatos, para huir de los típicos tonos oscuros.


La placa es una de mis favoritas, me enamoré de ella a primera vista, pero no había tenido la ocasión de utilizarla aún. Se trata de la placa Hehe 021.

Los esmaltes que he utilizado son el azul glaseado de Deliplus (Mercadona) y un azul oscuro de H&M.  Estos últimos me sirven muy bien para estampar y os los recomiendo.

Como podéis ver no es un nail art difícil, y de hecho no es la primera vez que utilizo placas de gatos para Halloween. Aquí os dejo la del año pasado con una placa de Born Pretty Store.


¿Qué os parecen las placas? ¿Y sus diseños? ¿Qué versión de los gatos os ha gustado más


Gracias por leerme. Si os ha gustado no olvidéis seguirme en:



Instagram


 ¡Un beso enorme!

26 de octubre de 2016

REVIEW: Dorothy debe morir

En los últimos años, el género literario Joven-Adulto (Young-Adult) ha dejado de ser un género minoritario para convertirse en auténticas máquinas de hacer dinero. Títulos como Los Juegos del Hambre o El Corredor del Laberinto (y así con otra infinidad de títulos), sitúan sus historias en realidades distópicas gobernadas por auténticos tiranos como el Presidente Snow o el Gran Hermano de Orwell. Normalmente, estos mundos son realidades alternativas a nuestro propio mundo.

¿Pero qué ocurre cuando nos encontramos uno de los universos más queridos por lectores de todas las generaciones convertidos en una realidad semejante?

Justamente lo que ocurre en esta novela. El maravilloso Mundo de Oz se ha convertido en una realidad no muy diferente al Panem de Los Juegos del Hambre. Y su tirano y señor absoluto tiene nombre y apellidos: Dorothy Gale.

Esta es la una de las principales premisas de las que parte Dorothy Debe Morir, un nuevo hit literario de la mano de Danielle Paige y la primera de cuatro novelas que, de ser tan buenas como la primera, darán mucho de qué hablar.

La segunda premisa de la que parte esta novela escrita en 2014, y que ha llegado este mismo septiembre a nuestro país (tarde, para variar) es que el poder corrompe. Recordad a la Dorothy Gale original: jovial, alegre, todo dulzura (vamos, Judy Garland). Siempre acompañada de su fiel Toto, sus zapatos rojos, y tres compañeros de lo más peculiares. En Kansas era tan solo una chica más, pero en Oz ella y sus amigos se convirtieron en héroes al derrotar a la Bruja Malvada del Este, y si bien es cierto que finalmente le pide al Mago de Oz que obrase su magia para devolverla a Kansas, quizá la frase “no hay nada como el hogar” no fuese tan veraz. 

Porque al fin y al cabo, de vuelta  en su hogar, Dorothy solo volvía a ser eso: otra chica más de Kansas. Un chica que ya había probado dos drogas muy adictivas: el reconocimiento y la magia. Así que, de vuelta en Oz, Dorothy se las ingenió para desbancar al mago, arrebatarle el trono a la Princesa Ozma y convertirse en la dueña y señora de Oz mediante las artes más crueles conocidas.

Pero mientras Dorothy extiende su reino de tiranía y torturas, extinguiendo la llama de Oz mientras extrae la magia de la misma tierra como si de petróleo se tratase, un grupo de brujas y magos hará frente a su gobierno. La Orden de los Malvados (pues la diferencia entre bueno y malvado es difusa) sabe que solo hay alguien que pueda hacer frente a una chica de Kansas: otra chica de Kansas.

Aquí es donde entre en juego Amy Gumm, la protagonista de la novela. A sus diecisiete años Amy, cuyo único acto de rebeldía en la vida fue teñirse el cabello de rosa, es víctima del acoso escolar que sufre por parte de una embarazada precoz y sus secuaces. Por si eso fuera poco, Amy regresa cada tarde a casa, una caravana sin ruedas, para encontrarse con una madre adicta al alcohol. Y justo cuando creía que su vida no podía ir peor, un tornado arrasa su hogar mandando su caravana al Mundo de Oz. 

Tras un accidentado aterrizaje, Amy es consciente de la realidad en la que se encuentra, e incluso se alegra de ello, pues el Mundo de Oz siempre ha sido uno de sus lugares favoritos. Poco tardará en darse cuenta que ese mundo no es el idílico lugar descrito en la novela de Frank L. Baum.

A decir verdad, aunque recuerdo el Mundo de Oz con cariño por mi infancia, nunca me he considerado un seguidor acérrimo, pero siendo un fan de los retelling de cuentos clásicos y tras fijarme en la sugerente portada no pude evitar darle una oportunidad. ¡Y qué buena decisión tomé!

Danielle Paige es una excelente escritora, y lo demuestra con la maestría con la que convierte un mundo tan mágico y lleno de luz en un lugar sombrío y decadente que no pierde la esencia del original. Las descripciones, sin alargarse párrafos y párrafos, un error muy común en la literatura fantástica, aportan suficientes detalles como para comprender qué ha pasado en Oz (con algún escalofrío que otro) sin llevarnos al bostezo.

Brandon Sanderson, mi ídolo de Ciencia Ficción, dijo en una de sus clases que toda novela se sustenta en tres pilares: personajes, escenario e historia. Danielle Paige se asegura de que estos tres pilares sean lo bastante robustos para sustentar sobre ellos lo que será una saga épica.

Amy Gumm, lejos de ser la clásica protagonista mojigata, es un personaje al que se le coge rápidamente cariño gracias al sarcasmo con el que nos narra sus peripecias en primera persona. Su viaje es también lo bastante interesante como para engancharnos a las páginas del libro. No todos los días una Miss Nobody se convierte en recluta de la Orden de los Malvados con el único fin de asesinar a Dorothy Gale. Y es que esta novela es un viaje de iniciación en el retorcido Mundo de Oz tanto para Amy como para el lector.

Durante sus primeras horas en Oz, Amy aprenderá que los amigos duran poco, que el Camino de Baldosas Amarillas tan solo brilla cuando aparece el holograma de la bruja Glimda recordando a todo el mundo lo afortunados que deben sentirse por vivir bajo el yugo de Dorothy. Los monos alados deben elegir entre sus alas o una vida fuera de la esclavitud. 

Amy sufre la depravación del Mundo de Oz en sus propias carnes antes de que la bruja Mombi la rescate de la celda del palacio de Ciudad Esmeralda. Bajo la supervisión de las brujas, convertidas ahora en las buenas de la película, y de un joven brujo llamado Knox, Amy aprenderá a usar la magia con tal de lograr su objetivo: infiltrarse en el palacio y liberar de una vez por todas a Oz de Dorothy con su cuchillo.

Sin embargo, mucho más atrayente que Amy, a mi parecer, resultan sus antagonistas. El Hombre de Hojalata se ha convertido en el capitán de la guardia de Oz, un ser tan implacable y frío que se sirve de aberraciones mitad seres vivos mitad robots como soldados. Estos últimos son obra del Espantapájaros, convertido en un científico chiflado tan demente como el villano del mismo nombre de los cómics de Batman. Especial mención al León, una criatura monstruosa que se alimenta del miedo de sus víctimas para crecer y que protagoniza algunos de los momentos más sangrientos de la novela (y no son pocos).

Pero si hay un personaje que brille por encima de los demás, esa es Dorothy Gale: una mezcla de bruja malvada, mujer paranoica, y niña caprichosa rodeada siempre de color de rosa, vestidos pomposos y una sonrisa ensalzada por PermaSmile, pues a Dorothy no le gustan las caras largas y no sonreír en Oz puede llevarte a acabar con tu cabeza clavada en una pica. Incluso Toto, a su manera, se ha convertido en un pequeño y estridente tirano.

Lo que hace que estos personajes cobren vida es la excelente narración de Amy. La voz en primera persona nos ayuda a entender mejor la realidad de Oz bajo su prisma. Sin embargo, a pesar de los momentos de introspección inevitables en esta voz, la narración transcurre con una fluidez casi cinematográfica. La autora siempre da a Amy la información justa de manera que tanto ella como el lector ansíen saber más.

Desgraciadamente… también es cierto que no todo brilla en el Mundo de Oz.
Como comenté anteriormente, la contraportada invita al lector a comprar el libro con una premisa muy sugerente: Elimina el corazón del Hombre de Hojalata, roba el cerebro del Espantapájaros, Arrebátale el valor al León y después… Dorothy debe morir.

Sin entrar en spoilers sólo diré que esta premisa, que a simple vista debería ser el argumento, no es más que un resumen de las últimas páginas del libro, cuando Amy comprende cuál es la única manera de matar a Dorothy. No me malinterpretéis, Dorothy debe Morir es una novela excelente que mezcla todo tipo de géneros y temas: el aprendizaje de Amy puede recordarnos a los primeros pasos de Harry Potter en el mundo de la magia, mientras que el último cuarto de novela en el que Amy debe infiltrarse en el Palacio Esmeralda es un homenaje a las novelas de espionaje. 

Y sí, también hay un enfrentamiento entre Dorothy y Amy, pero aunque este primer volumen se sostiene como novela por nombre propio, al final tenemos la impresión de haber leído un prólogo muy largo de lo que será la auténtica misión de Amy. Claro que si esta novela os parece buena ¡Imaginad la que nos espera!

Y ahora vamos con las ediciones. Esta review está basada en la edición americana de Harper. El motivo por el que me decanté por la original fueron los 10€ de esta versus los 17.90€ de la traducción de roca editorial. Aunque no puedo juzgar la calidad de la traducción, sí que es cierto que la edición de Roca Editorial ganaría este asalto. Se agradece una auténtica portada en tapa dura, no como la de Harper, que una vez se dobla no hay manera que vuelva a aplanarse. El papel también es de calidad y el tamaño de la fuente ha aumentado respecto al original, cosa que también es de agradecer.

Salvo el pequeño engaño al que induce la contraportada, esta novela es el regalo perfecto para aquellos fans de del Mundo de Oz a quienes les apetezca leer una vuelta de tuerca distópica de este mundo cargada de acción, magia, munchkins, monos alados, malvados que son buenos, buenos que son malvados, personajes con doble cara y mucho mucho mucho PermaSmile.

Las aventuras de Amy continuarán en “Los Malvados se Alzarán”, a la venta a partir del 17 de Noviembre de 2016. Mientras que aquí nos llega la segunda parte, la cadena estadounidense MTV ya está preparando el salto en forma de serie. 

Mi puntuación: 4 tazas de té sobre 5.

Disfrutad de la lectura y enteraros de todo en: Facebook | Twitter | Instagram 

Sombrerero Loco.
Colaborador y esponsor de este blog. 

20 de octubre de 2016

Flores de Sangre

¡Hola a todos!
¿Qué tal estáis llevando vuestra semana? La mía un poco desconectada por motivos de trabajo, pero ya estoy aquí con un nail art que, aún con ese título, estoy segura de que os va a gustar y no sólo para Halloween ;-)

Es un diseño que me hice a principios de Septiembre (antes de que se me rompieran tooooodas las uñas), es sencillo y elegante, perfecto para cualquier momento... Y aquí os lo presento:

No tiene nada del otro mundo, pero es una manicura que me ha gustado mucho, Y sí, las flores os suenan porque la placa es de mis favoritas desde que me llego a casa.

Os subo este diseño en Halloween porque sé que a veces queremos que nuestras uñas vayan a juego con nuestro disfraz, o simplemente no nos pega hacernos calabazas, arañas, fantasmas o brujas. Me parece una buena opción para esa noche del año, simple, fácil y elegante.

Lo mejor de este nail art es que si no tenéis esta placa, podéis hacer vuestra versión dibujando las flores con un doting tool o con la cabeza de un alfiler. Tal y como hemos ido viendo a lo largo de este modesto blog. Incluso le podéis añadir algún detalle a las uñas lisas.

Os dejo en detalle el pulgar para que apreciéis el dibujo de la estampación.

La placa protagonista es comprada en Aliexpress por menos de 0,30€ y la utilicé con las uñas muy cortas para mi graduación. Os aseguro que el resultado no me pudo gustar más... así que os dejo esa manicura Aquí.

Y para acabar los esmaltes utilizados, todos son muy básicos, pero lo bueno de esta mani es el rojo-rosa dependiendo de la luz.


No hace falta mucho tiempo ni mucha paciencia en esta ocasión, es fácil y sencilla. La verdad es que me tiene enamorada el diseño de las flores, y ahora mismo llevo el mismo diseño con las uñas muy cortas y con la estampación en verde oscuro en lugar de fucsia. Un acierto de compra sin lugar a dudas.

¿Qué os parece la manicura? ¿Os gusta? ¿Qué opináis de las manicura de Halloween? ¿Le hubierais añadido algún detalle a las uñas lisas?


Antes de marcharme, os recuerdo que ya esta en marcha #OctubreRosa (hasta el 23) en solidarización a las enfermas (guerreras y heroínas) del cáncer de mamá.

Ahora sí que sí, gracias por leerme. Si os ha gustado no olvidéis seguirme en estas redes para estar al tanto de todo:



Instagram


 ¡Un beso enorme!

12 de octubre de 2016

Nail Art Halloween: Pumpkin Patch

¡Hola a todos!
En la última entrada ya os adelantaba que ya empezamos temporada de Halloween. El año pasado no tuve mucho tiempo y sólo pude pintar mis uñas con un diseño de arañas (que podéis ver aquí) pero este año empiezo pronto para poder hacer dibujos con esta tematica, así que me he puesto manos a la obra y aquí os muestro la primera manicura halloweenesca (sí, me he inventado la última palabra, pero no queda tan mal ¿verdad? ;-) ).

Como habíais adivinado por el titulo del post se trata de una manicura clásica de calabazas.

En lugar de hacer calabazas de uña entera preferí dibujar varias en cada dedo. La verdad es que me costo un poco ya que mi uñas son muy pequeñas y tengo poco espacio para dibujar, pero el resultado me gusta mucho.

El fondo verde representa el campo de calabazas y a modo de "magia" le he añadido purpurina dorada. Si hacéis click en las fotos se harán más grandes.

Para dibujarlas es necesario un doting tool o la cabeza de un alfiler. Con esta herramienta dibujaremos la forma de la calabaza en naranja. Para hacer los ojos utilizaremos la parte más fina o bien un rotulador de nail art, para acabar con el pincel podemos hacer la boca y el rabito del tronco.

Considero que es una manicura con una dificultad media, pero que recomendaría a las que estan empezando en el nail art.

Los esmaltes que he usado son bastante básicos, pero os dejo foto de ellos y de las herramientas utilizadas:

De izquierda a derecha son:

  • Essence nº 150 Upper Green Side.
  • Rare Nails nº 060 Jade.
  • Deliplus Naranja s/n.
  • Essence Come to Town nº 01 Naughty or Nice? Topper.
  • Rotulador de nail art de Primark.
  • Pincel fino. 
  • Doting tool - Doting pen.
Hace falta algunas herramientas, pero como veis vale la pena. Aunque sea una típica manicura de Halloween con las típicas calabazas el hecho de que sean varias por uña le da un toque diferente, ¿no creéis? 


¿Qué os parece la manicura? ¿Os gusta? ¿Qué opináis de las manicura de Halloween (o Halloweenescas)? 


Antes de marcharme, os recuerdo que ya esta en marcha #OctubreRosa en solidarización a las enfermas (guerreras y heroínas) del cáncer de mamá.

Ahora sí que sí, gracias por leerme. Si os ha gustado no olvidéis seguirme en estas redes para estar al tanto de todo:



Instagram


 ¡Un beso enorme!

7 de octubre de 2016

Turquesa y oro

¡Hola a todos! Ya nos hemos comido otra semana y volvemos a estar a las puertas del fin de semana. El diseño de uñas que os presento hoy va relacionado con las últimas compras de Aliexpress (que podéis ver aquí) con las placas de imitación de Bundle Monster Secret Garden.

Las lucí en pleno agosto y utilicé mi color favorito... el turquesa. Primero hice una estampación simple en turquesa y negro, por último le añadí un pequeño toque de dorado ;-)

¿Qué os parece el resultado? A mi no me podría gustar más. Aunque los veranos son más bien veraniegos la imagino en burdeos con estampación en blanco con los mismos toques de dorado y me sigue pareciendo un nail art muy elegante.

Os dejo fotos de la mano derecha también.


Aunque el diseño me gustó mucho con el dorado, no sabía si iba a quedar bien del todo, así que hice fotos de la estampación simple en negro:

Cómo podéis ver tampoco tenía desperdicio. Para acabar os dejo los materiales y la placa utilizada.


Esmalte negro de estampación de Kiko, turquesa de Deliplus y dorado y purpurina dorada de H&M.

La placa es la YJF-004:

La verdad es que en un principio no me llamaba mucho la atención, pero puesta en practica la verdad es que me ha sorprendido gratamente. tanto que se ha convertido en una de mis favoritas.

¡Antes de irme, aviso que empezamos temporada de Halloween! El año pasado sólo me hice una con arañas (que podéis ver aquí) pero este año me apetece más y ya estoy manos a la obra en ello ;-)



¿Qué os parece la manicura? ¿Os gusta? ¿Qué opináis de las placas? ¿Os recuerdan a un jardín?


Antes de marcharme, os recuerdo que en Instagram estoy mucho más activa y enseño compras y aviso de ofertas y descuentos.

Ahora sí, gracias por leerme. Si os ha gustado no olvidéis seguirme en:



Instagram


 ¡Un beso enorme!